Tratamiento de fumigacion contra la procesionaria del pino

Tratamiento procesionaria del pino ciclo de vida procesionaria del pino

En Gesplasur somos expertos en la eliminación e identificación de insectos que perjudican la vida cotidiana o son molestas para el entorno en que se encuentran y en el caso la procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa) en Parques, Jardines y Espacios Forestales.

 

 Tratamiento contra la procesionaria.

 

La procesionaria es un insecto que esta ligado a la presencia de pinares, tal como se ha visto, por lo que los métodos de control van destinados a mantener sus poblaciones en unos niveles bajos que no perturben los usos de parques, jardines o montes.

 

Es necesario que expertos en el tratamiento de la procesionaria del pino como son los técnicos de  Gesplasur evalúen su propiedad y tomen de forma acertada que metodología a emplear para el tratamiento, al igual que dictaminar que producto usar según el estadio  o ciclo vital que se encuentre la procesionaria del pino.

De esta forma se obtendrá unos resultados satisfactorios y no pondremos en peligro su salud y la de sus vecinos.

Un mal planteamiento de las fechas de aplicación y productos plaguicidas repercuten directamente en una disminución del objetivo que queremos alcanzar que es la eliminación de la procesionaria del pino y un mínimo impacto medioambiental.

 

¿Qué ocurre si no realizamos las pautas de eliminación correctamente?

 

Eliminaremos los depredadores naturales o fauna auxiliar de la procesionaria del pino que controlan de forma natural los niveles de la procesionaria del pino como aves, insectos o parásitos naturales

  

PARÁSITOS

Parásitos de huevos

Observaciones

Tetrastichus servadei Dom. (Hym. Eulophidae)

Abundante y frecuente. Índice de parasitismo por encima del 50 %

Oencyrtus pityocampae Mercet. (Hym. Oencyrtidae)

Abundante y frecuente. Índice de parasitismo por encima del 50 %

Trichogramma evanescens Wes. (Hym. Trichogrammatidae)

Frecuente. Escasa eficacia.

Anastatus bifasciatus B. de Fonsc. (Hym. Eupelmidae)

Poco frecuente.

Parásitos de orugas o crisálidas

Observaciones

Phryxe caudata Rond. (Dipt. Tachinidae)

Parásito específico. Durante diapausa. Alta eficacia.

Compsilura concinnata Meig. (Dipt. Tachinidae)

Frecuente. No específico.

Exorista larvarum Rond. (Dipt. Tachinidae)

Menos frecuente. No específico.

Erigorgus femorator Aub. (Hym. Ichneumonidae)

Específico de orugas (4º y 5º estadio). Hasta un 20 % de parasitismo en un mismo nido.

Villa brunnea Beck. (Dipt. Bombyliidae)

Específico.  Ataca a crisálidas. Buen control.

Meteorus versicolor Wesm.(Hym. Braconidae)

No específico. Orugas hasta 4º estadio.

Apanteles sp. (Hym. Braconidae)

Muy frecuente en la Baleares

Psychophagus omnivorus Walk. (Hym. Pteromalidae)

No muy frecuente. Ataca a crisálidas. Muy eficaz.

Conomorium eremita Foerts.  (Hym. Pteromalidae)

No muy frecuente. Ataca a crisálidas. Muy eficaz.

Ichneumon rudis Fonsc. (Hym. Icneumonidae)

Poco abundante y poco frecuente. Crisálidas.

DEPREDADORES

Aves

 

Observaciones

Carboneros

 

Orugas. Los más eficaces.

Herrerillos

Abubillas

 

Orugas.

Críalos

 

Orugas.

Urracas

 

Orugas.

Cuervos

 

Orugas.

Mamíferos

Observaciones

Lirón careto

Puede extraer a las orugas y crisálidas de su lugar de enterramiento.

Murciélagos

Buen control sobre adultos.

Insectos

Observaciones

Hormigas, cigarras y avispas

Atacan a diversos estados de desarrollo

Xanthandrus comtus Harr. (Dipt. Syrphidae)

Orugas en sus primeros estadios.

ENFERMEDADES

 

Virus de la poliedrosis

Pueden ocasionar importantes bajas

Enfermedades bacterianas

 

 

Disponemos de personal, vehículos y maquinaria específica para dar cobertura en el entorno del tratamiento para conseguir una finalidad, controlar y eliminar la plaga de la procesionaria del pino.

Los tratamientos deben de realizarse por empresas especializadas que tengas los medios adecuados y realizar la contratacion de los servicios a primeros de agosto para evitar las desagradables urticarias producida por sus vellos urticantes.

 

Más abajo encontraremos los siguientes apartados:

  1. Especies de pinos en la Península Ibérica.
  • Pino negro
  • Pino laricio
  • Pino piñonero
  • Pino canario
  • Pino albar
  • Pino negral o resinero
  • Pino carrasco
  • Pino insigne
  1. Procesionaria del pino.
  • Incidencia de la procesionaria en Andalucía
  • Biología de la procesionaria del Pino
  • Daños que produce su ataque
  • Tratamientos contra la procesionaria

Para afrontar el problema debemos saber que pino tenemos en nuestra propiedad. Para ello haremos una breve descripción de los pinos más comunes en España, los siete pinos autóctonos y el pino insigne.

De esta forma puedan distinguirlos utilizando unas claves y conocer sus características que exponemos su descripción. 

Al final de esta página se exponen los tratamientos.

Especies de pinos en la Peninsula Iberica

Pino negro procesionaria Pino negro

Nombre vulgar: Pino negro.

Nombre cientifico: Pinus uncinata Mill.

 

 Descripción: Árbol de hasta 25 m pero frecuentemente de menor talla al estar confinado en zonas de difíciles condiciones, porte similar al abeto con ramificaciones desde la base. Corteza parda oscura que se resquebraja pero no se desprende. Acículas de 3 a 8 cm  rígidas, rectas o algo curvadas, la copa es muy densa de color verde muy oscuro por lo que a distancia parece negro y de esta característica proviene su nombre vulgar. Piñas de 2 a 6 cm de largas.

 

 Hábitat: Es un pino que vive en las altas montañas del centro y suroeste de Europa. En España es escaso encontrándose los Pirineos y Sierras de Gúdar y Cebollera. La especie que se desarrolla entre los 1800 y los 2400 m es el pino español que necesita mayores precipitaciones y que soporta las temperaturas más bajas.

 

 Usos: Su madera es de buena calidad cuando se desarrolla en hábitats apropiados pero está poco explotada debido al lento crecimiento y el reducido tamaño de las masas de este pino. Posee un gran valor estético por el intenso color oscuro de sus copas que contrasta con las rocas de las montañas donde se desarrolla.

Pino Laricio Procesionaria Pino Laricio

Nombre vulgar: Pino laricio.

Nombre cientifico: Pinus Nigra Arn.

 

 Descripción: Se trata del pino más longevo entre los españoles pudiendo sobrepasar los 600 años, árbol de elevada talla 30-40 m y hasta 50, porte cilíndrico de joven con copa casi desde el suelo, con la edad copa irregular. Corteza dividida en grandes espejuelos brillantes gris plateados muy característicos. Acículas relativamente largas de 8 a 15 cm  rígidas, rectas o algo curvadas. Piñas generalmente sentadas de 5 a 8 cm de largas y de 2,5 a 3 cm de grosor.

 

 Hábitat: Extendido alrededor del mar Mediterráneo. En España se encuentra en el centro y la mitad oriental existiendo diferentes variedades de la especie que se desarrollan entre los 800 y los 2000 m  necesitando menos lluvia y temperaturas algo mayores que el pino albar.

 

 Usos: La madera es de calidad variable según las regiones, las mejores son los de la Serranía de Cuenca y la Sierra de Cazorla aunque su explotación se ve dificulta por su lento crecimiento. Se utiliza en construcción.

Procesionaria Pino piñonero

Nombre vulgar: Pino piñonero.

Nombre cientifico: Pinus pinea L.

 

 Descripción: Árbol de talla media de 25 a 30 m, porte aparasolado muy característico. Corteza anaranjada. Acículas de 10 a 20 cm de largas algo rígidas y puntiagudas. Piñas globosa de 8 a 14 cm de larga y de 7 a 10 de ancha piñones gruesos con cubierta muy dura.

 Hábitat: Se extienden por la zona mediterránea. En España se encuentra en el suroeste y en la meseta norte. Vive en zonas con pocas precipitaciones y muy soleadas, prefiere los terrenos arenosos. 

 Usos:Su aprovechamiento principal son los piñones, su porte le confiere un gran valor estético. La madera es de calidad media y se usa en construcción pero no en carpintería.

 

 

Procesionaria Pino canario

Nombre vulgar: Pino canario.

Nombre científico: Pinus canariensis Sweet

 

 Descripción: Árbol de altura elevada que habitualmente alcanza de 15 a 25 m pero puede sobrepasar los 60 y 2,5 m de diámetro en la parte baja del tronco. Copa cónica muy regular, si bien en pies añosos pierde regularidad. Corteza fina dividida en espejuelos grandes, lisos y grisáceos. Es el único pino autóctono que puede rebrotar de cepa. Acículas agrupadas de 3 en 3  de 20 a 30 cm de largas muy finas y flexibles. Piñas pardorrojizas lustrosas de 12 a 18 cm de largo y 5 cm de diámetro.

 

 Hábitat: Naturalmente se extiende en las islas de Gran Canaria, Tenerife, Hierro y La palma donde forma extensos bosques. Se ha extendido por todo el mundo como árbol ornamental. Resiste desde 300 hasta de más de 1000 mm de precipitación y temperaturas desde -12ºC hasta 40ºC. Se desarrolla en su área natural entre los 700 y los 2500 m si bien su zona óptima se encuentra entre los 1000 y los 2000 m.

 

 Usos: La madera es de calidad media, pero el principal valor de la especie es su carácter ornamental y su valor protector al habitar en montañas rocosas dentro de su área natural donde resulta insustituible como cubierta forestal.

Procesionaria Pino Alba

Nombre vulgar: Pino albar.

Nombre científico: Pinus sylvestrys L.

 

 Descripción: Árbol de elevada talla 30-40 m, porte cónico piramidal de joven, que va deformándose haciéndose asimétrico con la edad. Corteza delgada de color asalmonado que se desprende en escamas características sobre todo en la parte superior del tronco. Acículas de 3 a 6 cm  rígidas, punzantes y de bordes ásperos. Piñas generalmente de 4 a 5 cm de largas (como máximo entre 3 y 8) y de 2 a 3 cm de grosor.

 

 Hábitat: Se trata del pino de mayor área natural de Europa. En España se encuentra principalmente distribuido en las cordilleras Pirenaica, Ibérica y Central entre los 1000 y los 2000 m de altitud aunque rebasa estos límites en los dos sentidos. Está muy bien adaptado a la continentalidad y necesita mucha luz para su buen desarrollo.

 

 Usos: Tiene una madera de gran calidad, la mejor de los pinos españoles se usa principalmente para la fabricación de muebles. Son famosas las masas de la provincia de Soria y de Valsaín en Segovía.

Procesionaria Pino negral o resinero

Nombre vulgar: Pino negral o pino resinero.

Nombre científico: Pinus pinaster Ait.

 

 Descripción: Árbol de talla mediana no suele pasar de 20 m, aunque puede llegar a los 40 en buenos terrenos, porte regular de joven y variable en la edad adulta. Corteza negruzca y áspera y muy gruesa que se agrieta profundamente formando teselas separadas por surcos amoratados. Copa clara y con forma redondeada y asimétrica reducida al tercio superior del árbol. Acículas gruesas y largas las mayores de los pinos españoles entre 15 y 27 cm  de largas (a veces de 10 a 12) pinchudas. Piñas algo asimétricas de 8 a 20 cm de largas, las mayores de los pinos españoles.

 

 Hábitat: Especie presente en la zona mediterránea occidental. En España es el pino con mayor área se extiende por Galicia y toda la zona centro llegando también a Andalucía y Cataluña. se encuentra adaptado a una gran diversidad estacional al haber distintas variedades de la especie.

 

 Usos: Su aprovechamiento tradicional ha sido la resina, si bien actualmente no se resina debido a los bajos precios de la misma. Su crecimiento es rápido y su madera se aprovecha en construcción y carpintería.  

Procesionaria Pino carrasco

Nombre vulgar: Pino carrasco.

Nombre científico: Pinus halepensis Mill.

 

 Descripción: Árbol mediano que alcanza 22 m de altura en buenas condiciones. Copa muy clara y luminosa. Corteza blanquecina o plateada. Acículas finas y flexibles de 6 a 12 cm de largas. Piñas alargadas de  6 a 12 cm de longitud.

 

 Hábitat: Se extienden por todos los países ribereños del mediterráneo. En España tiene un área muy amplia aguanta grandes sequías y suelos de poca calidad siendo un pino termófilo. Está presente desde el nivel del mar hasta los 1000 m en zonas de Soria y Teruel. Si bien su óptimo está por debajo de los 800 m.

 

 Usos: Madera muy clara y muy dura que puede emplearse en carpintería aunque los troncos son tortuosos por lo que pierde valor. Su  principal papel es ornamental al formar bosques naturales o repoblados en la vecindad del mar.

Procesionaria Pino insigne o monterrey

Nombre vulgar: Pino insigne o pino de Monterrey.

Nombre científico: Pinus radiata D. Don

 

 Descripción: Árbol de elevada talla más de 30 m en España y hasta 50 en otros países. Corteza pardorrojiza gruesa, copa densa y casi desde la base del tronco en los pies aislados. Acículas envainadas por tres de 7 a 15 cm de largas cubren densamente las ramas. Piñas unidas en grupos de  3 a 5 muy asimétricas.

 

 Hábitat: Es natural de la costa de California pero se ha difundido artificialmente por el suroeste de Europa, Chile, Nueva Zelanda y Australia. En España es la conífera más utilizada en plantaciones forestales, estando muy extendida en Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco. Necesita más de 900 mm anuales de precipitación y temperaturas suaves, sus plantaciones no sobrepasan los 500 m de altitud.

 

 Usos: Su crecimiento es rápido cortándose como máximo cada 30 años y frecuentemente cada 15 o menos. Su madera es especialmente apta para la obtención de celulosa siendo este su uso principal. También es un árbol con alto valor ornamental.  

Procesionaria del Pino

Oruga procesionaria del pino Procesionaria del Pino

Incidencia de la procesionaria en Andalucía

La puesta en marcha del Plan de Lucha Integrada contra la procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa) se inicia en 1991, al ser ésta la especie que mayores daños causa en las masas forestales de Andalucía. Sus efectos no sólo se limitan al debilitamiento continuado que provoca la defoliación, sino que además aumenta la vulnerabilidad de los pies al ataque de otros insectos, restringe el uso recreativo en los montes, deteriora el paisaje y afecta a la realización de los trabajos selvícolas y aprovechamientos en el monte, lo que supone importantes pérdidas económicas.

 

Se debe de efectuar un seguimiento y control de la procesionaria del pino, los montes  o parques de pinar gestionados por las administraciones,  particulares o empresas propietarias de los terrenos en que estén ubicados pinares. Entendiéndose como tal la superficie de pinar en la cual el comportamiento y evolución de la población es homogéneo, de forma que cualquier actuación es responsabilidad del propietario y es quien debe ser realizar las actuaciones pertinentes para prevenir la plaga de procesionaria del pino.

 

En la actualidad, tras las sucesivas adecuaciones del Plan Forestal Andaluz, el control de las enfermedades, plagas y agentes contaminantes se realiza a través de los instrumentos que mayor eficacia han demostrado, basados todos ellos en una gestión preventiva. Se trata de los Planes de Lucha Integrada, Redes de Seguimiento de Daños y Red de Alerta Fitosanitaria Forestal (Red FIFO), a los que se une la mejora continua en los sistemas de seguimiento de daños y la evaluación y aplicación de medidas de control.

 

Complementariamente, la realización de tratamientos selvícolas y el fomento de la participación social han contribuido a mejorar el vigor de las masas y reforzar el control de la plaga de procesionaria del pino que las amenazan.

Los Planes de Lucha Integrada constituyen unas herramientas de gestión preventiva que inciden en cada uno de los principales agentes causantes de daños en las masas andaluzas: la procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa), la lagarta peluda (Lymantria dispar) y perforadores de coníferas como Tomicus piniperda u Orthotomicus erosus. En los tres casos constituyen un logro en lo que al control de la población y restauración del equilibrio natural se refiere, permitiendo además que las actuaciones sean cada vez más específicas contra la procesionaria del pino entre otros, disminuyendo la incidencia de éstas en el medio.

 

El Plan de Lucha Integrada contra la procesionaria del pino ha permitido constatar una tendencia a la reducción del número de infestación medio-alto, reduciéndose progresivamente la superficie a tratar con los medios apropiados a estos niveles.

A su vez, esto implica que se prevea un aumento de los tratamientos dirigidos zonas con  grados de infestación bajos, reduciendo la intervención humana y mejorando así el equilibrio natural

Oruga procesionaria del pino Bolsones procesionaria del pino

Biología Procesionaria del Pino.

 

La procesionaria presenta en general un ciclo anual, puede alargarse por la diapausa embrionaria varios años.

Los adultos comienzan a aparecer a partir del mes de julio, comenzando antes el vuelo en las zonas más frías. (Sª de Cazorla, Sª de Segura, Sª Nevada, Sª de Baza...).

El nacimiento de los adultos, su apareamiento y la puesta de los huevos transcurre en un plazo no superior a dos días.

La duración del periodo de vuelo puede ser de más de dos meses, tardando la puesta en eclosionar entre 30 y 40 días.

Las orugas se alimentan durante el otoño, el invierno e incluso parte de la primavera en las zonas más frías.

El desarrollo está claramente ligado a la temperatura: en localidades frías (sierras altas), las orugas nacen durante el mes de agosto y se entierran durante los meses de marzo y abril; en localidades cálidas (resto del territorio), nacen durante los meses de septiembre y octubre y comienzan a enterrarse durante los meses de febrero y marzo.

 La formación del bolsón que las protege y aísla del frío, tiene lugar durante los últimos estadios larvarios. Si los inviernos son cálidos, en zonas templadas, como el litoral de Huelva, el bolsón que forma es muy tenue, puesto que la temperatura no resulta muy desfavorable,

pudiendo encontrarse en ocasiones simplemente agrupaciones de orugas en los ápices de las ramas.

Durante la fase de crisálida tiene lugar el fenómeno de diapausa embrionaria, que consiste en un aletargamiento de las crisálidas. Algunas de estas se transformarán en mariposa incluso cuatro años más tarde. La fase larvaria en el caso más favorable, puede durar unos 110 días, unos 3 meses y medio. En el caso más desfavorable puede durar el doble e incluso puede precisar más de un año para completar su ciclo biológico entero.

La procesionaria presenta en general un ciclo anual, puede alargarse por la diapausa embrionaria varios años.

Los adultos comienzan a aparecer a partir del mes de julio, comenzando antes el vuelo en las zonas más frías. (Sª de Cazorla, Sª de Segura, Sª Nevada, Sª de Baza...).

El nacimiento de los adultos, su apareamiento y la puesta de los huevos transcurre en un plazo no superior a dos días.

La duración del periodo de vuelo puede ser de más de dos meses, tardando la puesta en eclosionar entre 30 y 40 días.

Las orugas se alimentan durante el otoño, el invierno e incluso parte de la primavera en las zonas más frías.

El desarrollo está claramente ligado a la temperatura: en localidades frías (sierras altas), las orugas nacen durante el mes de agosto y se entierran durante los meses de marzo y abril; en localidades cálidas (resto del territorio), nacen durante los meses de septiembre y octubre y comienzan a enterrarse durante los meses de febrero y marzo.

 La formación del bolsón que las protege y aísla del frío, tiene lugar durante los últimos estadios larvarios. Si los inviernos son cálidos, en zonas templadas, como el litoral de Huelva, el bolsón que forma es muy tenue, puesto que la temperatura no resulta muy desfavorable,

pudiendo encontrarse en ocasiones simplemente agrupaciones de orugas en los ápices de las ramas.

Durante la fase de crisálida tiene lugar el fenómeno de diapausa embrionaria, que consiste en un aletargamiento de las crisálidas. Algunas de estas se transformarán en mariposa incluso cuatro años más tarde. La fase larvaria en el caso más favorable, puede durar unos 110 días, unos 3 meses y medio. En el caso más desfavorable puede durar el doble e incluso puede precisar más de un año para completar su ciclo biológico entero.

Árbol con procesionaria del pino Daños procesionaria

 

Daños que producen.

 

El principal daño que causa la procesionaria a la masa es la defoliación de pies del género Pinus, producida durante la fase larvaria de este lepidóptero. Por otra parte la larva tiene unos pelos urticantes que producen reacciones alérgicas más o menos graves al hombre. Estas molestias impiden que se cumpla una de las principales funciones de los montes andaluces, el uso recreativo. Por otra parte, y de gran importancia son las perturbaciones que provoca su presencia en una serie de trabajos selvícolas como las podas o la recogida de piña, ocasionando graves pérdidas económicas.

 

Directamente sobre los pies produce una pérdida de crecimiento que perdura hasta cuatro años después de la defoliación, pero en muy raras ocasiones causa la muerte de los pies.

En repoblaciones jóvenes las defoliaciones totales sucesivas pueden provocar una subsistencia precaria de la masa impidiendo que se consiga la función protectora plena de la repoblación. 

 

 Urticarias y alergias 

  

Otro daño importante son las urticarias y alergias en personas y animales domésticos.

  

Las orugas están recubiertas por unos pelillos urticantes que se dispersan y flotan en el aire, produciendo irritación en piel, ojos y nariz.

 

Vigilar que los niños no toquen a las orugas. 

 

En animales domésticos, por ejemplo, animales curiosos como los cachorros de perro (los gatos son más cautos), son peligrosas las orugas de la Procesionaria del pino al chupar o tocar esta hilera en movimiento o a través de un nido que se haya caído, ya que contiene pelos urticantes. Síntomas: inflamación de labios, boca y cabeza en general. El animal intenta rascarse, babeando exageradamente. Consultar con el veterinario.  

 

Procesionaria del pino Tratamiento Procesionaria

Tratamiento contra la procesionaria.

 

La procesionaria es un insecto que va ligado a la presencia de pinares, tal como se ha visto, por lo que los métodos de control van destinados a mantener sus poblaciones en unos niveles bajos que no perturben los usos de parques, jardines o montes.

Es necesario que expertos en el tratamiento de la procesionaria del pino como son los técnicos de  Gesplasur evalúen su propiedad y tomen de forma acertada que metodología a emplear para el tratamiento, al igual que dictaminar que producto usar según el estadio  o ciclo vital que se encuentre la procesionaria del pino.

De esta forma se obtendrá unos resultados satisfactorios y no pondremos en peligro su salud y la de sus vecinos. 

  

Los tratamientos para su control se emplean las siguientes alternativas.        

 

• Bacillus thuringiensis 

• Insecticidas inhibidores del crecimiento 

• Insecticidas químicos convencionales 

• Trampas con feromonas 

• Cortar y quemar los bolsones 

• Romper los bolsones 

• Barreras físicas 

• Fomentar y proteger las aves insectívoras  

 

Sobre niveles bajos de ataque.

  • Eliminación de bolsones manualmente a primera o última hora del día y quemar.
  • Tratamiento químico manual de los bolsones.
  • Colocación masiva de trampas de feromona.

 

Sobre niveles medios o altos de ataque.

  • Tratamiento químico por medios de IGR a alta presión o cañón nebulizador.
  • Tratamiento químico por medios de Bacillus thuringiensis a alta presión o cañón nebulizador.
  • Tratamiento químico con piretroides por medios de alta presión o cañón nebulizador.

 

Estos tratamientos deben de realizarlo empresas autorizadas por la consejería de agricultura pesca y ganadería y con los medios y el personal cualificado, en este punto Gesplasur tienes todas las condiciones para realizar los tratamientos de forma correcta y con todas las garantías.

 

 

Bacillus thuringiensis 

 

Es un insecticida biológico con aspecto de insecticida normal. Está compuesto de miles de bacterias. Se mezcla con agua y se aplica pulverizando con mochila, cañón o en tratamientos aéreos en Ultra Bajo Volumen (ULV).

 

Está admitido en Agricultura Ecológica por no tener incidencia negativa en el medio ambiente.

 

Las orugas al comer las acículas impregnadas con el producto, mueren.

 

Su aplicación debe hacerse en el momento adecuado, concretamente en los tres primeros estadios larvarios, cuando son pequeñitas, durante el inicio del otoño (septiembre-octubre).

 

  

Insecticidas inhibidores del crecimiento  IGR

 

Estos insecticidas, también denominados insecticidas biorracionales, perturban algún proceso elemental de los insectos, por ejemplo, la interrupción de la muda de las orugas. 

 

Se están usando bastante para tratar masas forestales de pinos, más incluso que el Bacillus. Son respetuosos con el medio ambiente. 

 

El empleado para Procesionaria es el DIFLUBENZURON, con tratamientos aéreos en Ultra Bajo Volumen (ULV).  

 

Tiene una gran eficacia en aplicaciones muy tempranas, en fase de huevo u oruga inicial; más tarde, no va tan bien y las orugas crecidas ya habrán producido daños. Por tanto, elegir el momento para el tratamiento es fundamental con el Diflubenzuron. 

 

Para aplicarlo en los primeros estados larvarios debe determinarse el período de nacimiento de las orugas. Pueden realizarse muestreos de las puestas en árboles situados en zonas representativas o bien emplear trampas de feromonas (ver más abajo). Estas últimas permitirán la obtención de la curva de vuelo de los machos, que a su vez facilitará la determinación del momento de eclosión de los huevos.

 

 

 

Insecticidas químicos convencionales 

 

Sirven para Procesionaria del pino aquellos que contienen piretroides como materia activa: Alfacipermetrin, Cipermetrin o Deltametrin.

 

El tratamiento químico de los bolsones se lleva a cabo mediante la pulverización directa con el insecticida.

 

Aplicación con Alfacipermetrin o Deltametrin usando alta presión pulverizadora para árboles pequeños, medianos y grandes. Cañón pulverizador sobre vehículo todoterreno para alcanzar gran altura. 

 

 Se trata en cualquier momento a lo largo del invierno. Mejor cuando las orugas son jóvenes y se sitúan en las zonas bajas de las copas y son más sensibles al producto. Mojar bien los bolsones.

 

Tratando en Febrero-Marzo las orugas ya están formados, y es el momento de impedir que las orugas desciendan al suelo.

 

 

 Trampas con feromonas

 

Otro método de control consiste en instalar trampas que llevan en su interior una pequeña cantidad de feromonas sexuales.

 

La feromona sexual sintética de la hembra de Procesionaria del pino ("pityolure") atrae a los machos y éstos quedan atrapados. De este modo, no se producirá la fecundación de las hembras.

 

El método está concebido para aplicarlo a pinares con niveles de infestación bajos.

 

La máxima eficacia se consigue usando feromonas una vez que se han reducido los niveles importantes de la plaga con alguno de los productos comentados más arriba (Diflubenzuron, Bacillus o Piretroides). Las feromonas es un complemento ideal a la fumigación.

 

Otra importante utilidad de las trampas con feromonas es para determinar el momento en el que se producirá el nacimiento de las orugas, lo que permitirá afinar con la fecha ideal de los tratamientos.

 

Las trampas se cuelgan en las ramas. Con una trampa por hectárea (10.000 m2), es suficiente. 

 

Se colocan al comienzo del periodo de vuelo, en verano. A título orientativo, podemos decir que las poblaciones más precoces, que corresponden a localidades frías, empiezan a volar a mediados de Junio, y las más tardías, en Septiembre.

 

  

Cortar y quemar los bolsones

 

Los tratamientos con productos deben complementarse con la eliminación mecánica de los bolsones. En las zonas cálidas, a la primera quincena de diciembre, y en las zonas más frías, a mediados de noviembre. 

 

Existen "tijeras orugueras", colocadas en el extremo de una pértiga de 3-4 m.

 

No cortar los que están en las guías terminales, ya que pueden dañarse éstas y sería peor el remedio que la enfermedad. Posteriormente los nidos se queman.

 

  

Romper los bolsones

 

En el caso de que la altura del arbolado no permita cortarlos, los bolsones pueden romperse con perdigón para que las orugas mueran con el frío del invierno al carecer de la protección.

 

Si se alcanza, se pueden romper los bolsones con un palo.

 

Mejor hacerlo por la tarde, para que no les de tiempo a rehacer el bolsón. Morirán de frío por la noche.

 

Como contienen pelos urticantes, antes de cortarlos o romperlos, se debe regar bien la copa para disminuir las urticarias.

 

  

Barreras físicas 

 

Instalar a cierta altura del tronco (1,5 m o más) un cono con plástico semirrígido alrededor del tronco. Esto les interrumpe el descenso e impide que las orugas se entierren en el suelo. Acabarían muriendo de inanición en su interior. Es conveniente hacer unas pequeñas perforaciones en la parte baja del plástico para la evacuación del agua de lluvia que pudiera acumularse en su interior. 

 

Colocar alrededor de los pies de los árboles en el suelo un anillo de material plástico semirrígido, impide su dispersión por el jardín, pudiendo así aplicar un insecticida de contacto sobre ellas y retirarlas una vez muertas.

  

 

Fomentar y proteger a las aves insectívoras

 

 Los depredadores más efectivos de la Procesionaria del pino son los carboneros y los herrerillos, dos aves insectívoras especialmente voraces con estas orugas.

 

El carbonero es un pájaro muy bonito y con buen canto. Con una caja de nidificación y alimento se pueden tener en el jardín y criarán. 

 

Abubillas, críalos, urracas, cuervos, etc., también se las comen.

 

Una manera de fomentarlos es instalar cajas anidaderas. Los organismos públicos medioambientales lo están haciendo en los montes, especialmente procedentes de repoblación, en los que por la juventud del arbolado carecen de huecos que sirvan de refugio a estas aves.

 

Las orugas de Procesionaria del pino también son atacadas por hormigas, cigarras, avispas y diversos parásitos (algunos dípteros e himenópteros).

 

 

 

 

 

Atencion al cliente Teléfono

Llámenos!!!!

 952 436 567

 605 071 103

Horario:

Lunes a viernes

09:00 a 20:00

Contacto Gesplasur

info@gesplasur.es

 

To contact an English speaking technician please phone Michelle Zutter at 669933896